Pando: triunfo calma al MAS; oposición protesta

Fecha:08/04/2010

Por: Omar Tapia

pandoLa victoria del MAS en la carrera electoral por la Gobernación de Pando calmó los ánimos del Gobierno, alegró a los masistas que salieron a las calles de Cobija a festejar y enfureció a los seguidores del frente opositor Consenso Popular (CP), que rodearon el hotel donde se hallaba alojado el presidente de la Corte Nacional Electoral (CNE), Antonio Costas, exigiendo la anulación de las elecciones por presunto fraude. (Agencias y Red Líder)

La CNE determinó la repetición de las votaciones en cinco mesas electorales el 18 de abril, pero según el oficialismo esos comicios ya no afectarán el resultado final.

Los vocales de la CNE no dieron cifras oficiales, pero su página digital mostraba ayer que, cuando sólo quedaban seis mesas por escrutar, se registraban 16.955 votos (49,7 por ciento) en favor del candidato del oficialismo, Luis Adolfo Flores, mientras que su rival Paulo Bravo, de Consenso Popular (CP), cuantificaba 16.506 votos (48,4 por ciento).

Las cinco mesas que la CNE ordenó repetir, por haberse encontrado indicios de irregularidades, sumaban sólo 210 votos, por lo que Flores alegó que las cifras faltantes ya no influirían en el resultado final y celebró los resultados, junto con sus seguidores,  con caravanas en las calles de Cobija. No se conoció la situación de la sexta mesa, debido a que la CNE no hizo declaraciones oficiales sobre los resultados.

Contrariamente a los primeros días cuando eran los masistas los que denunciaban fraude, ayer el turno le correspondió al candidato opositor Paulo Bravo, quien alegó que las irregularidades no ocurrieron sólo en cinco mesas, sino en muchas más. Por la noche, seguidores de Bravo rodearon el hotel Naninjos, donde se alojaba el presidente de la CNE, Antonio Costas, reclamando por los resultados que se tenían hasta el momento.

La protesta derivó en un desborde de violencia que terminó afectando a un camarógrafo de la red televisiva PAT, que resultó herido de una pedrada en la cabeza, y provocó pequeñas reyertas en la avenida 9 de Febrero, entre simpatizantes de CP y conductores que trataron de sortear el bloqueo de la vía.

Costas tenía previsto ofrecer una conferencia de prensa aproximadamente a las 19:00, pero tras las movilizaciones de los militantes de Consenso Popular (CP) fue suspendida al menos hasta las 20:00, cuando ya había surgido algunos rumores de que el presidente de la CNE y otros vocales habían dejado Cobija o se encontraban refugiados en el Comando de la Policía.

Sin embargo, desde La Paz, el departamento de comunicación de la CNE informó que aproximadamente a las 20:00 lograron comunicarse con uno de los vocales del Órgano Electoral, sin precisar el nombre, y quien habría asegurado que aún se encontraban en el hotel dialogando con un grupo de delegados de los manifestantes.

El problema fue generándose desde tempranas horas. A las 8:30, Costas, informó de que tras la anulación de ocho actas, el sufragio se repetirá en seis mesas de los recintos de Buyúyo, Copacabana (Manurimi), El Turi, Las Mercedes y Puerto Consuelo, el domingo 18, pero que el recuento de votos del resto de centros ya había finalizado.

Costas dijo en la tarde que se había hecho todo el recuento en presencia de todos los vocales, delegados de partidos y veedores internacionales.

Los vocales de la CNE en pleno se encuentran en Cobija desde el lunes pasado, cuando los masistas tomaron la sede de la Corte Departamental Electoral (CDE) alegando posibilidades de fraude, denuncias que hicieron que el mismo presidente de Bolivia, Evo Morales Ayma, amenaza con “acciones penales” a los vocales de las cortes de Pando, Beni, Santa Cruz y Tarija.

El cómputo se reanudó a las 19:00 del martes, en el Salón de sesiones de la CDE de Pando, a cargo de su Sala Plena conformada por cuatro miembros y en presencia de la Sala Plena de la CNE, observadores internacionales de la OEA y ONU, delegados de las organizaciones políticas del MAS, CP y Movimiento Sin Miedo (MSM), candidatos y un grupo de personas en vigilia en las afueras de la CDE.